A diferencia de la PCR, estos test rápidos no identifican el ARN del virus, sino que detectan proteínas del virus presente en las muestras respiratorias de exudado nasofaríngeo.

Estos test de diagnóstico rápido se basan en una inmunocromatografía en papel, es decir, una plataforma que tiene ‘pegados’ las proteínas del virus para detectar anticuerpos específicos para detectar así, las proteínas del SARS-CoV-2. Su funcionamiento es similar al de los test de embarazo. La muestra que se precisa es un frotis nasofaríngeo. La toma de muestra es totalmente indolora, aunque en ocasiones puede resultar un poco desagradable.

El resultado del test se entrega 15 minutos después de la toma de muestra. El precio de la prueba son 24€. Los Domingos y festivos el precio es de 34€.

En caso de realizar viaje, es conveniente traer el número de pasaporte o documento necesario.
Para casos de posibles positivos, es necesario aportar el número SIP para poder solicitar el certificado de recuperación.